Blogia
La vida en un Collage

Flor y yo nos vamos de viaje

Desde el 2004 no lo habíamos vuelto a hacer. Y eso que siempre jurábamos y perjurábamos que debíamos hacerlo una tradición-obligación, pero lo íbamos dejando hasta que por fin nos decidimos...

 

Destino: Marrakech.

 

Después de una semana bastante caótica, en la que todo el mundo intentó disuadirnos de que no viajáramos solas a Marruecos justo el fin de semana de las elecciones, en el que nos tildaron de locas suicidas, y nos alertaron de que volábamos justo en el aniversario del triste 11S,  y que se planeaba otro atentado aéreo... después de todo eso, nosotras continuamos hasta el final, y el viernes cogimos un avión de la Roya Air Maroc con destino a la “tierra de dios”.

 

La llegada, con una puntualidad británica que me dejó pasmada, fue un tanto apoteósica, con el avión “aparcado” a mucha distancia de la puerta y sin un mal autobús que nos esperase. Así que maleta al hombro, que nosotras somos de la antigua escuela y todavía vamos sin ruedas, y a caminar hasta la puerta.

Después del consabido pase de aduana, con las primeras miradas lascivas de los policías, salimos a la puerta de salida donde nos esperaba nuestro chófer, Abdú, tan amable, tan sonriente que finalmente tuvimos que bautizarlo con el “smiling” sin poderlo remediar.

 

Nosotras, que hemos ido de estupendas en este viaje, nos agenciamos un guía privado, que junto con nuestro chofer, nos llevaron de paseo por toda la ciudad. Pero lo mejor de todo fue poder ver la parte de la ciudad no turística.

 

Así que hemos podido pasear por la calle de los artesanos, nos hemos metido por callejuelas increíbles, por estrechas, por oscuras, por inquietantes y por desconocidas. Vimos como vivía la gente, su vida en la calle, comimos de su comida y bebimos su estupendo té a la menta.

Hemos podido conocer de primera mano, es lo que tiene llevar guía privado, las costumbres del país, y hemos saciado nuestra curiosidad con mil preguntas. Así la impresión que nos hemos llevado es que, aunque el rey desde hace unos 3 ó 4 años favorece a la mujer con sus nuevas leyes, sigue siendo un país absoluta y radicalmente machista, donde la mujer sigue escondiendo su cuerpo y probablemente su mente, y donde el hombre se acuesta con su novia sin la aprobación de Alá, pero busca a una virgen para casarse...

 

Aun así, la gente es maravillosamente amable, hospitalaria y cándida, y en ningún momento hemos sentido esa inseguridad de la que tanto nos advirtieron antes de irnos...

 

Flor y yo hemos disfrutado mucho de nuestro fin de semana, y hemos vivido muchas anécdotas, pero eso será en el próximo post...

 

Inshalá...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

Mys -

Diiiinnnnaaaaaaa, bienvenue (es así¿?) Hola guapetona, que guay......yo en marrakech no he estado pero si en tetuan y otro pueblo, cuyo nombre no sé escribir pero se dice "chawe" donde no paraban de ofrecerme bolas de hachis.....será por cara de viciosa me pregunto¿?¿?

Espero con impaciencia tus vivencias en las tierras morunas....

Un gran beso y gracías por lo de guapísima!!!!

coco -

Ando por aquí, dejando besos (porque os voy robando café)

Os extraño.

MUAKKK (en honor a mi Indya)

cruela -

Niñaaaaaaaa, te ha dado por cambiar también la deco? o es que me he vuelto daltónica, en todo caso me gusta
Besos

Veïna -

Dina!!!!

Así que os habéis dado un homenaje ???? pues me alegro muchísimo de que lo pasárais bien, y encima con guia privado... tu sí que sabes! jajajaja
Pues nada a esperar los detalles...

Petonets

pandora -

pensaba que te había dejado un comentario, bueno, que me alegro del remate de verano en marrakesh con Flor.
No se puede juzgar como viven los demás en otros paises, creo que debemos sentirnos afortunados por poder ver como viven, mirando mucho quizá lleguemos a comprenderlo.

Me enrollaría con mi teoría pero lo importante es que lo hayas disfrutado.


un beso desde mi caja.
pandora.

Cruela -

Ay suspiro del moro... nunca mejor dicho, pues ya sabes lo que me gusta a mi Marrakech... en fin yo tampoco he sentido nunca inseguridad y siempre me pasée en el zoco tan tranquila... Cierto es que son machista y que da pena ver a los niños trabajando en la trastienda en vez de estar en el colegio, pero es un pais al fin y al cabo totalitario y espero que con el tiempo se arreglará aunque me parece una utopía...
Un beso guapa

Elly -

Dinaaaaaaaaaaaa...amoreeeeeeeeeeee!!!!!

Qué alegría que estés de vuelta!!!!
y qué envidia....en serio...me encantaría visitar Marrakech!!!!

Cuenta esas anécdotas, estoy loca por leerlas.

Bienvenida a casa guapa!!!
Besicos desde el país que no existe.
Elly
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres